Desarrollo Profesional: La Mentoría

Yo provengo de una familia de educadores, este es un aspecto muy importante sobre mi, ya que desde joven me he encontrado rodeado de gente que se ha dedicado en un 100% a la tarea de formar otras personas en diferentes etapas de su vida; por mucho tiempo, hice mi mayor esfuerzo por no involucrarme en el mundo de la enseñanza, de ser un tecnócrata consumado, preocupado exclusivamente en el desarrollo de software y la consultoría profesional.

Hay un decir popular en mi país que dice “lo que es del cura, va para la iglesia“, y ciertamente por mas que en mis periodos universitarios trate de escaparme del proceso de la enseñanza al llegar al mundo profesional me vi en medio de un proyecto que exigía que formara profesionales de la informática en una tecnología de alta innovación en el momento.

El año era 2006 y la tecnología PostgreSQL 8.

Decirte que estuve aterrado durante mis primeras sesiones es decir poco; allí estaba yo, a mis 22 años y al frente de un salón con no menos de 15 personas por sesión, enseñando sobre servidores de bases de datos a personas con mucha mas experiencia que y mucha mas experticía en el área que la que yo pudiese imaginar; recuerdo que hasta tuve participantes que certificados como DBAs Oracle y algunos que tenían en la informática mas tiempo del que yo tenia vivo. Algo que me sorprendió fue ver como estas personas llegaban a la clase siempre con la expectativa de aprender algo nuevo, que yo dijera algo que no sabían y aprender como desarrollarse mas como profesionales.

No te voy a mentir y decir que me enamore de la enseñanza inmediatamente, o que milagrosamente me desarrolle como un instructor estrella e impresione al máximo a todos; de hecho, esas primeras sesiones (y mi primer año como instructor) fueron bastante terribles en retrospectiva.

Pero siempre ocurría algo.

Quizás un nuevo detalle técnico se asomaba, un aspecto de PostgreSQL que no conocía asomaba la cabeza y lo explorábamos en conjunto, así fuesen cosas tan puntuales o sencillas como detalles de la sintaxis de un ALTER TABLE o un SELECT, surgían temas que no hubiese afrontado con el mismo ahínco sin la necesidad de explicarlo o el apoyo de mis alumnos.

Durante mi época como educador siempre fui aprendiendo cosas nuevas en el área, hasta llegar a tener un nombre medianamente establecido en la materia. Había gente que buscaba mi consejo y yo me sentía cómodo dándolo.

Luego de un par de años como instructor, tuve una conversación con un familiar sobre como mi conocimiento había crecido exponencialmente mientras compartía aquello que ya sabia, el me miro entretenido y sin pensarlo mucho me dijo algo que siempre he tenido presente desde ese entonces

  • Solo puedes ser experto en algo cuando se lo haz enseñado a alguien“.

Esto me llego profundamente y me hizo pensar en la gente con la que me había cruzado en mi formación académica y en mi carrera profesional y note un patrón: hubo gente que me ofreció mucho, me enseñaron tanto en practica como en teoría; inclusive en algunos casos fueron mas allá y obtuve mentores sin darme cuenta, gente que me apoyo cuando la lógica indicaba lo contrario y me di cuenta que había una reciprocidad en ello.

Al ayudar a otros se ayudaban a si mismos, no solo en un nivel espiritual o algo fuera de nuestro contenido practico, sino que al asesorarme o explicarme también refrescaban sus propios conocimientos y podían explorarlos desde otro ángulo; no con esto quiero decir que lo hicieron por mero interés, sino que como producto de su ayuda, recibían también un impulso propio.

Esto me hizo decidir a asumir el mismo rumbo y me dedique con esmero no solo a mejorar mis aptitudes técnicas sino también a convertirme en un mejor instructor, al punto que procure tanto las actividades del salón de clases que me ofrecieron ocupar el cargo de Coordinador de Adiestramiento de la empresa en la que trabaje.

Ahora te debes estar preguntando: y esto que tiene que ver con todo lo que hemos venido conversando en el blog?

Pues la verdad es que debo confesarte que desde hace unas semanas he tenido la oportunidad de recibir el coaching de un excelente mentor, su nombre es John Sonmez, tambien conocido como el “SimpleProgrammer“. Con su ayuda, he conseguido retomar mucha de mi voluntad profesional e inclusive desarrollar la convicción de volver a la enseñanza, si bien no de forma directa, si a través de mis publicaciones.

Te explico un poco lo que ocurre, John es un partidario de dos cosas muy particulares:

  1. Todo profesional de la industria debe mantener un blog que actualice al menos una vez por semana con sus ideas y opiniones.
  2. Es necesario especializarse y ser muy especifico en tu área de especialización, esto se debe mostrar en el contenido de tu blog.

Creo que lo mas importante que he recibido hasta ahora por parte de John han sido sus herramientas para la constancia, si prestas atención en el transcurso de 3 semanas ya llevo 8 posts, todos con información desarrollada y en tópicos muy puntuales.

En sus propias palabras, John trata de convertir en simple lo complejo, pero a nivel un poco mas desarrollado, John se dedica a impulsar las carreras de la gente involucrada en el mundo del software, indistintamente de su área, mientras que al mismo tiempo se mantiene activo en el mundo del desarrollo de software.

Pensando en esto, descubrí que aunque mi carrera pueda seguir evolucionando en el área del desarrollo, igualmente siento la necesidad de compartir lo que he descubierto y aprendido en mi carrera, es decir, sin importar hacia donde se dirija de ahora en adelante, quiero hablar de lo que se y quiero compartir este conocimiento.

Esto me inspiro a descubrir como quería llevar mi blog:

  • Enseñar a Programar desde Cero con C++
  • Compartir la Programación Limpia en Java.
  • Publicar Exclusivamente en mi Idioma.

Ya tenía mi especialidad y ya tenía mi blog, pero como llevar esto a la practica de manera exitosa?

Quizás pudiese haber hecho lo que hice en las veces anteriores que me dedique al blogging, es decir, conforme vayan surgiendo temas en mi área de interés, hacer publicaciones; pero ya esto lo intente varias veces y nunca funciono.

Einstein nos enseño que hacer lo mismo múltiples veces y esperar resultados diferentes es la definición de la locura, por lo que recurrí a mi mentor en esta materia y John una vez mas me tendió la mano.

El ha diseñado un curso gratuito con una duración de 3 semanas, durante las cuales iras recibiendo correos con instrucciones sobre como empezar a trabajar en tu blog y como desarrollar consistencia en tu habito de publicación; no estoy hablando de nada vago o técnicas mentales para ser un mejor escritor o articulista, estoy hablando de ejercicios prácticos y con resultados específicos que el mismo verifica y hace comunicación uno a uno con los participantes. Esto sin contar los múltiples posts que hay en su sitio sobre como impulsar tu productividad, e inclusive John nos muestra las técnicas que el mismo utiliza para obtener mejores resultados y que puedes explorar de forma gratuita.

Entiendo que mi compromiso ha sido el de proveerte información en nuestro idioma, y que quizás el ingles sea una traba para algunos, pero como profesional en el área con mas de diez años de experiencia y que se de primera mano lo que es contar con figuras de apoyo para fortalecerte como profesional puedo decir que el trabajo de John Sonmez vale la pena difundirlo.

Comparto una vez mas los enlaces al trabajo de John:

Espero que este post haya sido de tu agrado.

Hasta la próxima.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Blogging y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s